COVIDFREE ECO-GUIDE

Rafa Carrasco, instructor de supervivencia de PlayD y guía de montaña, realiza su propia reflexión sobre los cambios que está sufriendo nuestra sociedad dada la pandemia mundial y la excepcionalidad de la situación y como ello repercutirá en una “nueva normalidad” a la hora de viajar. En estos tiempos de cambios es importante hacer hincapié en la necesidad de arraigar la figura del guía y la importancia del turismo sostenible con el medio que nos rodea

Viajar es volar hacia horizontes desconocidos en pocas horas. Descubrir culturas exóticas en un abrir y cerrar de ojos. Aprender nuevas lenguas y conocer su gente, capaces de tocarte el corazón con tan solo un gesto o una mirada. Sentir esa emoción cuando planeas un nuevo viaje y trasladarte mentalmente al lugar, imaginando todo aquello que vivirás. Disfrutar de ese cosquilleo que se siente cuando estás a punto de dirigirte a tu nuevo destino, y odiar el momento de volver a casa, pero tan necesario.

Orientacion Instructor PlayD Supervivencia

Ansiábamos coleccionar lugares, fotografías, historias que contar a nuestra familia y amigos, y porque no decirlo, sumar likes, visionados en stories, y que nuestra fotografía fuera más bonita y auténtica que la del resto. Buscábamos experiencias auténticas e inolvidables en todas aquellas experiencias vividas por otras personas, esos viajeros lowcost, mochileros, que un buen día se lanzaron a la aventura y decidieron compartirlo con el mundo. Desvirtuamos el aprendizaje de viajar, de perderse, de conocer, y lo sustituimos por lugares posteables, por autosuficiencia y reducción de costes en el viaje hasta la mínima expresión. Hemos transformado los viajes en una galería de exposición social, llena de alardeos de autosuficiencia y bajo coste. Y sin darnos cuenta hemos viciado la real esencia de viajar.

Impacto Covid-19 en el sector del turismo

Y de repente, en un abrir y cerrar de ojos, todo cambia. El mundo dice basta y nos obliga a parar. A reflexionar, a reconectar. Y nos damos cuenta de que todas esas esperas para hacernos una fotografía han sido tiempo perdido. Todas esas multitudes aglomeradas en un mismo lugar por “sumar” una turistada más, nos han hecho perder un momento auténtico en algún otro lugar. De pronto, nos damos cuenta de todo lo que nos perdimos: ese contacto real con el lugar que visitamos. Nos cancelan los vuelos, cierran aeropuertos y nos obligan a quedarnos en casa. Pero, ¿y luego qué? ¿Nuestra pasión viajera se verá sumida en un sueño eterno?

Todo ha cambiado, es un hecho, pero cual ave fénix, resurgiremos de nuestras cenizas. Todo es cuestión de adaptarse a esta nueva realidad. Nuestra forma de interactuar ya no será igual. La forma en la que solíamos viajar, no será la misma. Es más, no debe ser la misma. Tenemos el poder de adaptarnos a la situación y hacerla nuestra. Los seres humanos somos supervivientes por naturaleza y capaces de adaptarnos a cualquier circunstancia por dura que parezca.

Reconectar con la Naturaleza

Y ahora debemos aprovechar el momento para reconectar y reconstruirnos con más fuerza. Pasemos página y reinventemos el sector turístico. ¿Qué ha sido de todos aquellos guías titulados y especializados a los que renunciábamos contratar por ese alardeo de autosuficiencia que nos invadía? Siguen ahí y con más ganas que nunca de salir al exterior. No nos engañemos, nos hemos estado perdiendo lo mejor. La conexión con el lugar al que viajamos, conocer realmente a su gente, aprender su historia y su lengua, probar sus comidas, explorar sus recovecos, etc. Esa experiencia real solo podrá ofrecértela un profesional del sector. Personas incansables que dedican todo su tiempo a ti durante esos días de viaje, que todo lo saben sobre el destino, capaces de hacerte conectar con el lugar y su gente como jamás te habías imaginado. Facultados para ofrecerte una experiencia autentica en sí misma, a la par que segura. Y esta vez sí lo será porque la habrás vivido intensamente, sin importar las fotografías que hayas hecho por el camino, pues habrás disfrutado, conectado y reconectado tanto que ni siquiera habrás prestado atención a ese detalle. Te habrás preocupado de vivirlo, de sentirlo y recordarlo.

Pero todo esto no será posible sin una seguridad sanitaria mínima en el país al que nos dirijamos. ¿Cuáles van a ser las medidas en todos aquellos países que queramos visitar a partir de ahora? ¿Tienen controlado el virus (COVID-19)? ¿Las medidas son comparables con las tomadas a nivel europeo? ¿Es realmente seguro viajar a ciertos países que no cuentan con una infraestructura similar a la de los países europeos? No lo sabemos, ni siquiera los propios países lo saben. Las respuestas a estas preguntas se irán resolviendo con el paso del tiempo. Pero precisamente por eso, ahora más que nunca, debemos exaltar la figura del guía titulado, pues será ese profesional que, además de brindarnos la posibilidad de vivir un viaje auténtico e inolvidable, se encargará de velar por nosotros desde antes, incluso, de salir hacia nuestro destino. Será el máximo responsable de darnos esa sensación de seguridad en el destino al que vayamos, y de procurar que no debamos preocuparnos de más que de disfrutar del viaje, desarrollando en todo momento ese papel tan importante como encargado de brindar una seguridad sanitaria óptima a sus clientes. Este profesional se habrá informado previamente de la situación sanitaria del país, consejos, advertencias y cuestiones varias a tener en cuenta, y en virtud a eso, desarrollará sus funciones en el lugar de destino, facilitando a sus clientes la mejor experiencia posible con todas las garantías sanitarias necesarias.

Árido instructor PlayD supervivencia

Este es el momento de realzar el valor de la figura del guía titulado, de todas aquellas funciones que desarrolla y las garantías sanitarias y de seguridad en el extranjero que puede ofrecer a sus clientes, siendo esto ahora mismo una de las mayores preocupaciones de todo viajero. Es el momento del “CovidFree Eco-Guide”.

Rafa Carrasco Ruiz – PlayD – Guia de Montaña – Guia de Wilderness

2 comentarios en “COVIDFREE ECO-GUIDE

  1. Una buena manera de vender un servicio es generalizar y despotricar de un sector